Espíritu Azul

Suplemento informativo de la página de Internet del Grupo VII de
Scouts de México

http://habitantes.elsitio.com/gsiete

Febrero - Marzo del 2000                  Año I Número 3

CONSEJO EDITORIAL

Presidente:                    Tigre, Mario Nieves Trejo R.S.

Vicepresidente: Búho, Raúl Delgado Aranda R.S.

Editor en Jefe:               Cóndor, Gerardo Magaña Silva R.S.

Corrección de Estilo:    Halcón, Pablo Álvarez-Tostado Delgado R.S.

                                    Rinoceronte, Iván Guerra Villasana R.S.

Corresponsales:            Búho, Armando Rincón Gutiérrez R.S. (Veracruz)

                                    Rinoceronte, Eduardo Llamosa Neumann R.S. (Yucatán)

Web Master:                Rinoceronte, Juan Daniel Olagaray Sobrado R.S.

 

Este boletín es editado y distribuido por “Espíritu Azul”, no se confunda con "Siete Azul".  No es una publicación del grupo actual, no se conforma por miembros activos y no pretende sustituir de manera alguna a las publicaciones que este pueda tener.  Ante todo respetamos, en todos los aspectos, la independencia de los escultas en activo del Grupo VII de Scouts de México.

 

 

EDITORIAL

Ya son 65 años de vivencias, campamentos, excursiones y grandes aventuras,  pero sobre todo de hermandad.  A lo largo de todos estos años el Grupo VII ha tenido, tiene y tendrá sus altibajos, por eso, hoy, en los albores de un nuevo siglo, cuando muchos se cuestionan la existencia del escultismo, es importante que los que tomamos la estafeta en la continuidad de estas ideas nos unamos y apoyemos a las nuevas generaciones para así asegurar que los eslabones de esta gran cadena se sigan uniendo y reforzando aprovechando el enorme cúmulo de tradiciones e historia que un grupo como el nuestro ha construido a lo largo de más de medio siglo de vida.

Este tercer numero del boletín de Espíritu Azul lo dedicamos a aquellas personas que vivieron, viven y siguen creyendo en las ideas fundamentales del escultismo.

Recuerda que nuestra dirección de correo electrónico es:

sieteazul@yahoo.com

 

En este número:

1.Editorial

2.In Memorian “…distinguido escultor, siempre estarás

3. Página de Internet  “…pasos firmes y constantes

4. Del Grupo VII “…consiguió una insignia terminal después de

5. Excursión Familiar  “llevaremos a cabo nuestra tradicional

6. Ligas Recomendaciones para navegar.

7. Semblanzas “…nació en Acámbaro Guanajuato

 

 

In Memorian

Enrique Jolly Prieto R.S., distinguido escultor, siempre estarás en nuestra memoria y permanecerás como ejemplo indeleble en la vida de las nuevas generaciones escultas.

Grupo VII de Scouts de México

 

 

Página de Internet

Este importante medio de comunicación sigue dando pasos firmes y constantes. Te informamos que después de muchos esfuerzos hemos adquirido un dominio propio para nuestra página, con el cual esperamos sea de más fácil acceso nuestra dirección. Esta dirección contará con una nueva imagen en la que estamos trabajando arduamente y de la que muy pronto tendrás noticias.

 

Esperamos tus aportaciones históricas y fotográficas.  Colabora y haz que esta página sea el fruto del trabajo de todos los miembros recientes y antiguos del Grupo VII.

Recuerda nuestra dirección:

http://habitantes.elsitio.com/gsiete

 

 

Del Grupo VII

¡Felicidades!

En la manada se entregó una insignia terminal después de más de 10 años.  Se otorgó la insignia de LOBO RAMPANTE el domingo 27 de febrero en el Pico del Águila al lobato Chuchundra: Juan Pablo Melgarejo Martínez.

Excursión Familiar

Como es sabido por todos ustedes este boletín pretende dentro de otras cosas reforzar los lazos de amistad entre todos los scouts del Grupo VII.  Uno de nuestros objetivos es servir como nexo de comunicación, de tal forma que para cualquier tipo de mensaje, ayuda o servicio que pueda requerirse por un hermano scout este medio informativo queda a su entera disposición.  Sólo contáctenos a sieteazul@yahoo.com  En esta ocasión hacemos de su conocimiento la invitación a la excursión familiar, que el actual Consejo de Grupo nos pidió publicar.  He aquí el comunicado:

 

LA FAMILIA DEL GRUPO SIETE SE REUNE

El domingo 2 de abril de 2000 llevaremos a cabo nuestra tradicional:

EXCURSIÓN FAMILIAR

En los llanos de la laguna de Salazar, carretera a Toluca, después de la Marquesa, frente al Instituto de Investigación Nuclear.

La cita es en el local a las 8:00 de la mañana con  mucha puntualidad scout.

¿Una temática? Sí, claro, tendremos ambiente medieval por lo que serán bienvenidas las vestimentas de la época que no impidan participar en toda clase de artilugios y juegos de peligro y desconcierto.

¿Comida? Ah, sí.  Lleve cada familia lo suyo y apréstese a compartir con los vecinos y amigos. Claro que no habrá una competencia formal, pero tampoco será cosa de dejarse ver el cobre con cualquier sandwichito de pan-jamón-pan.

¿Problemas con el transporte?  No hay pretexto.  Tienen que ir aunque sea en el elegante camión que estará a la disposición de los que lo necesiten, por $ 20.00 los adultos y la mitad los menores de edad (para la primaria).

¿Dudas en la vida????  Pregunta al jefe de rama, a tu hijo o tu hermano o a quien creas que sepa; seguro que si sabe.

¿Alguien mas puede ir?  Claro, toda la familia y los vecinos y los amigos y los novios y novias y los chaperones, y las tías y las abuelitas, que luego son las que más se divierten.  Antiguos scouts han asegurado que irán solo por ver a....

¿Que quién firma esta invitación? El CONSEJO DE GRUPO; no falten, gracias.

LIGAS

Alexandro Oteo Kaim, antiguo miembro del Grupo I nos envía la dirección de la página que él mismo hizo de la patrulla a la que perteneció en sus años mozos. Quedan invitados a visitarla.

http://www.geocities.com/southbeach/reef/8680

Grupo 8 de México, D.F.

www.grupo8.8m.com

Recuerden que nuestra página se encuentra en:

http://habitantes.elsitio.com/gsiete

Semblanzas

R.S. Enrique Jolly Prieto

18 de abril de 1932 - 24 de febrero de 2000

Enrique Jolly nació en Acámbaro Guanajuato el 18 de abril de 1932.  Casado con Margarita Jolly.  Ingreso al Grupo VII de México por ahí del año de 1946.  Guía de la patrulla Cóndores en el año de 1948.  Jefe de tropa en abril de 1952.  Fue Investido como Rover Scout el día 19 de enero de 1952.

En su vida activa como scout sobresalió por su agilidad y por su destreza en el tiro con  arco.  Aventurero desde entonces, se hace notar por su travesía por el Amazonas en compañía del R.S. Sergio Fernández Vázquez (Atila), la cual trasciende aproximadamente por 2 años.

    Sergio Fernández  y Enrique Jolly

A temprana edad, Enrique mostró un ávido interés por jugar con barro, plastilina o cualquier otro material que llegara a sus manos.

En 1954 y 1955, Enrique ganó premios en escultura en exposiciones anuales organizadas por el Instituto Mexicano-Americano de Relaciones Culturales. Trabajó con el Maestro Don Luis Albarrán y Pliego, uno de los más prominentes escultores animalistas en Latinoamérica y experto en fundición, y con Don Angel Tarrac, maestro español, experto retratista y escultor.

Enrique Jolly expuso en las principales ciudades de la república y en el extranjero.  Fue profesor de anatomía y arte en la Escuela Libre de Arte y Publicidad en la Academia Soré. Por 10 años fue profesor de la Escuela de Diseño Formal de la Universidad Nacional Autónoma de México, primeramente impartiendo la cátedra de materiales y moldes, posteriormente la de diseño. También impartió varios seminarios de especialización a profesionales de la escultura.

Por su conocimiento sobre la región del Río Napo en Ecuador y el Amazonas, y por su calidad artística, fue invitado a participar en 1977 en la Exposición Francisco de Orellana por Vital Alsar, conocido expedicionario español y escritor.  Realizó los tres bustos de Francisco de Orellana, descubridor del Amazonas, que se colocaron en la proa de cada uno de tres galeones, personaje grandemente admirado por Enrique desde pequeño. También hizo las tallas de madera con los nombres de cada una de estas embarcaciones.  Por compromisos de trabajo no pudo acompañar a la expedición, pero fue invitado nuevamente en 1978 por Vital Alsar no sólo como escultor, sino como Capitán de uno de los galeones, el Ana de Ayala en la expedición El Hombre y la Mar, entre Tampico, México y Santander, España.  También para esta expedición, apadrinada por el señor Presidente de la República, el Lic. José López Portillo y por el Rey Juan Carlos de España, Enrique realizó las esculturas para cada una de las embarcaciones.

En 1982 viajó a España para trabajar y fundir algunas esculturas para la primera nao que se construiría como parte del siguiente proyecto "Mar Hombre y Paz".  En 1978 para conmemorar los 500 años del Descubrimiento de América, se realizaron en la "Marigalante S. M.", réplica del siglo XV de la "Santa María", diversos trabajos artísticos a bordo.  Estos incluyen, entre otros, dos grandes figuras de bronce: Poseidón y Anfititre; en la cubierta de proa, un mascarón y en un salón principal, exhibida temporalmente, una pieza escultórica en bronce, "EI Hombre Universal", simbolizando el ideal del proyecto; la hermandad y la paz entre los seres humanos a través de su amor por la naturaleza y el mar.

Enrique Jolly fue un artista altamente creativo, experto en materiales y métodos de vaciado y fundición, quien actualmente puede ser considerado como uno de los escultores mexicanos más completos, conjuntando en sus obras el arte y la técnica con la creatividad y la soltura propias de un maestro.  Fue un excelente retratista, habiendo realizado narras figuras de tamaño natural de algunos presidentes y personajes mexicanos, obras que se encuentran tanto en colecciones particulares como en Los Pinos, México, D.F., y en el Paseo de la Reforma.  Una copia en bronce de la famosa sirena mascarón de proa de la "Marigalante S. M." ocupa un prominente sitio en el Museo al Aire Libre "EI Hombre y la Mar", Parque de la Magdalena en la Ciudad de Santander, España desde 1986 y en breve será colocada otra copia de esta escultura en honor del puerto que tan generosamente le dio vida a la "Marigalante. S. M.", en Alvarado, Veracruz.

Enrique Jolly realizó innumerables exposiciones individuales y colectivas tanto en nuestro país como en el extranjero.

R.S. Eduardo Llamosa Neumann

 

 

Enrique Jolly Prieto

Cuando se hace la investidura para ser Rover Scout, se menciona que cuando ya no esté uno presente en esta vida, pueda decirse con satisfacción: "el mundo es mejor porque tú viviste en él".  Ahora puedo afirmar y decir con gran emoción que Enrique Jolly Prieto ha dejado huella entre nosotros, sus hermanos scouts del Grupo Siete, porque su vida fue vivida intensamente, sin dejar duda alguna de su amistad desinteresada hacia nosotros. Fue una vida de veracidad en su actuar, enérgica, inflexible en sus convicciones y plena de gratitud hacia la existencia.  El día 25 de febrero ha dejado físicamente este mundo y ahora permanece en nuestra memoria.

A mi mente llegan aquellos momentos iniciales de nuestra amistad, cuando nos encontramos en el bachillerato de arquitectura del Colegio Francés Morelos, hoy Centro Universitario México. Terminamos juntos la preparatoria y para mi sorpresa, él cambió de rumbo y cursó el bachillerato de medicina que le permitió ingresar a la correspondiente licenciatura.  Posteriormente ingresó a la facultad de medicina veterinaria y ante los posibles rumbos profesionales a seguir, se decide por el ámbito de las bellas artes, la escultura.

Aquella indecisión aparente de su camino para orientar su campo de acción en el porvenir, mal juzgada por mí al calor de mi inexperiencia de la vida. Ahora, aprecio el coraje y la hombría de Enrique por su decisión al cambiar de rumbo y encontrar sentido a la vida, a través de su pródiga actividad profesional.

Así en el transcurso de nuestra amistad participamos en fuertes actividades rovers, como escaladas en roca en compañía de Víctor Becerra y Güido Letechipía, incursiones al río subterráneo San Jerónimo; al descenso de ríos; ascensiones a los volcanes nevados; a bailes y pachangas y puedo decir con gran satisfacción que el común denominador de su participación fue la entrega por hacer lo mejor.  Fue un excelente guía de la patrulla Cóndores, en donde ya vislumbraban sus grandes cualidades de artista.

Son muchas las anécdotas que me vienen a la memoria... el salvamento que le hizo a Güido en el Río San Jerónimo cuando en la carencia total de luz se estaba resbalando al vacío; existe la película que yo tomé cuando se tiró a nadar en el río Amacuzac, cerca de Las Garzas, para rescatar nuestra balsa, que se hubiera perdido en el gran caudal de agua; su disposición entusiasta por abrir rutas al escalar en roca para llegar al objetivo programado.  Solamente nosotros, los que tuvimos la fortuna de su amistad podemos comentar esas actividades que tal vez forjaron la fortaleza característica de Enrique.

En compañía de Sergio Fernández, quien más tarde llegara a ser su discípulo en la escultura, durante seis meses recorrieron el río Amazonas.  En ese viaje dejó huella de amistades a las que acudió posteriormente con frecuencia para internarse en los poblados aislados de la civilización de la selva amazónica y visitar a los amigos que cultivó.  En el lapso de un año viajaron por Sur América.  Fue varias veces a Europa, alguna en compañía de Güido Letechipía.  Conmigo, realizamos algunos pequeños viajes a diversas zonas arqueológicas de nuestro país.  Así, cada uno de nuestros hermanos rovers, podría llenar innumerables páginas de anécdotas para confirmar la riqueza vivencial con la que se identificó Enrique.

Recorrió en dos ocasiones el Océano Atlántico en carabela, una de ellas fue construida en Alvarado, Veracruz, en la cual participó en su ejecución y contribuyendo artísticamente en ella.  En esas travesías, permaneció por espacio de seis meses aproximadamente en cada una de ellas.  Iba a realizar en el mismo barco otra travesía hacia Japón, pero desafortunadamente no la pudo efectuar por motivos de salud y por envidias de los supuestos organizadores.  Aquí surgió la calidad humana que poseía, ya que enfrentó las condiciones injustas y sus circunstancias, con dignidad ante la adversidad.

Al cabo de los años y en su vida profesional, alcanzó gran prestigio internacional, que desafortunadamente no fue reconocido en nuestro país, tal vez, por su acendrada modestia.  Fue invitado a participar durante varios años, a unas exposiciones anuales singulares ya que únicamente los diez mejores escultores y pintores del mundo podían exponer sus obras referidas a los animales de cacería, en la ciudad de Huston, Texas.  En las pocas exposiciones que realizó en nuestro país, no recuerdo que haya participado con su presencia.  En una exposición que realizamos Güido Letechipía, Enrique y yo en la ciudad de León, Guanajuato y siendo él, originario de Acámbaro, lo esperaban los organizadores, pero fue en balde, ya que se fue a su casita que tenía en Quintana Roo.

Era el único autorizado para producir figuras comerciales de los personajes de Walt Disney, habiendo trabajado en los estudios Disney de Orlando, Florida y en California.

Por su estudio, pasaron alumnos que actualmente se han distinguido con diversos premios en distintos certámenes y bienales de escultura.

Hago hincapié en su condición física, ya que tuvo un infarto en un lapso de más de 20 años, posterior al viaje del amazonas.  Su carácter y su deseo de vivir plenamente la vida, le permitieron realizar los diversos viajes y expediciones que se proponía y su energía física, psicológica y espiritual le permitieron hacer profusa su obra artística.  A su vez, estas acciones le dieron valor para vivir intensamente.

Comentábamos con alegría, acerca de las millones de personas que hubieran deseado hacer una mínima parte de lo que realizó Enrique.  Estoy convencido de su calidad y características innatas, y que gracias a la filosofía del escultismo, encontró tierra fértil para actuar en este mundo, aunque dicho sea de paso, nunca lo exteriorizó.

Hombre polémico por la veracidad de sus principios que muchos no entendían.  Se podía platicar con él sobre temas variados como el arte, la política, la religión, pudiéndose discutir con él, porque se basaba en el principio al respeto y la dignidad de la persona, aunque en varios aspectos no se estuviera de acuerdo con sus puntos de vista.

Podría seguir describiendo más anécdotas que dieran un semblante de su filosofía del escultismo con la cual vivió su vida intensamente.  Basta por el momento y que esto sea un reto a las nuevas generaciones.

¿Qué mensaje nos deja a nosotros, sus hermanos scouts?  Simplemente nos demostró que se puede vivir la vida con dignidad y proyectar la amistad con espíritu escultista.  En ese sentido nuestra hermandad del Grupo Siete se ha enriquecido... "nuestro mundo scout es mejor porque Enrique vivió en él".

R.S. Alberto M. Saavedra Castillo

Misión Cumplida

Tristes noticias me trae el viento que sopla desde la ladera de tu conocimiento, que no lo fue del mío sino hasta que recibí tu noticia.  Fue un Buen Scout y el mundo es mejor porque él vivió; yo lo sé porque lo traté en una temporada. En casa guardo, como tu recordarás, las dos esculturas que hizo para el clan.  Son dos manos de Scouts, de Scouts adultos por su dimensión, que no se si son únicas pero que ahora cobran mas valor porque es lo que nos queda tangible, además de su ejemplo y su recuerdo.

Descanse en paz el amigo, el artista y el Hombre de valor que supo ser.

R.S. Ernesto Pirsch Vidal